Todos pasamos por fases. Por ejemplo una obsesión con una banda, o amor por el color negro. Eventualmente, lo que alguna vez fue todo para nosotros, se desvanece y se convierte en una parte olvidada de nuestra historia como individuos.

A menos que seas la “mujer jirafa”. Después de cinco años de estirar su cuello lentamente, está lista para abandonar su sueño de parecer una jirafa. Aunque esa fase de su vida puede haberse terminado, su cuello deformado será un recordatorio permanente de sus decisiones pasadas…

Sydney Smith, de Los Ángeles, ha estado tratando de alargar su cuello por 5 años después de obsesionarse con las jirafas. La mujer de 30 años quería ser conocida en todo el mundo por su cuello anormalmente largo, pero abandonó ese sueño después de quitarse los apretados anillos que había usado continuamente en su cuello por 5 años…

Smith se había inspirado en los Kaya del sureste de Asia, que son famosos por sus cuellos extraordinariamente alargados. Las mujeres Kaya comienzan a usar anillos como collares desde la edad de 5 años para establecer su identidad cultural. Otras teorías sobre el por qué de los anillos del cuello sugieren que la intención es que las mujeres sean menos atractivas, y así tengan menor riesgo de ser tomadas como esclavas.

La decisión de Smith de quitarse sus anillos vino después de comenzar a sentirse “aislada” por las restricciones de sus collares. Explicando los problemas que enfrentó, Smith explica:

“No podía funcionar adecuadamente al ser una mujer con quince anillos en el cuello y viviendo en los Estados Unidos de América. A menos que estés dispuesto a aislarte completamente y tengas una cuenta repleta de dinero y nunca necesites salir de tu casa, no necesites manejar, entonces tal vez puedas lograrlo”.

“Pasé 5 años de mi vida con anillos en mi cuello y me volví muy introvertida y aislada, y sentía que los anillos estaban arrebatándome mi vida en todos los aspectos. Todo eran los anillos, ya no había nada de Sydney. Traté de sacar la cabeza un poco para que funcionara, pero la lógica volvió después de un tiempo.

Smith, que desde entonces dio a luz a una bebé, ya se quitó los pesados anillos para revelar su verdadero cuello.  Pero no era para nada lo que se esperaban los médicos…

LEAVE A REPLY