El brasileño Rodrigo Alves, también conocido como el “muñeco Ken humano” es notorio por financiar lo que solo puede ser conocido como una obsesión con la cirugía estética.

Ha pasado por 58 cirugías cosméticas desde que tenía 17 años, incluyendo levantamiento de glúteos, rinoplastias, implantes de pecho, implantes de cabello, ¡y una operación que le dio unos impresionantes abdominales artificiales! ¡Hasta ahora lo que se ha hecho le ha costado unos increíbles USD 588.000!

Alves cree que nuestra sociedad está errada al tratar la cirugía plástica como un tabú. Él quiere luchar contra esto y probarle a la gente que hay muchos beneficios al cambiar la apariencia drásticamente. Él cree que los beneficios superan por mucho a los potenciales riesgos.

Por lo que sabemos del muñeco Ken humano hasta ahora, tuvo una niñez bastante normal. Sin embargo, había algo que lo apartaba de los demás niños de su edad. A diferencia de sus compañeros, se obsesionó con los príncipes de sus películas animadas favoritas de Disney, tanto que deseaba desesperadamente convertirse en una versión real de ellos.

 

Alvez siempre ha opinado que nació en el cuerpo equivocado y ha pasado toda su vida adulta tratando de revertir eso.

Por los últimos 17 años, se ha moldeado hasta ser lo que él considera una versión real de Ken. Muchas personas creen que su apariencia es alarmantemente antinatural, pero a pesar de las opiniones de las masas, ha seguido cambiando su apariencia.

“Recibo mucha atención por mi apariencia artificial”, dice, “pero por fin me amo a mí mismo y eso es lo más importante de todo”.

“La gente puede pensar que estoy loco”, continúa. “No lo estoy. He recibido ayuda psicológica. Nací en el cuerpo equivocado”.

Cuando la familia de Alvez se enteró por primera vez que se había hecho varias cirugías, estaban atónitos. Organizaron una intervención e insistieron en que viera a un terapeuta. Después de un año de terapia, Alvez fue diagnosticado con trastorno dismórfico corporal, una condición que le causa a sus padecientes una percepción distorsionada de su apariencia física.

 

Él insiste en que la única manera de combatir este trastorno es seguir cambiando su apariencia. Entonces, ¿cómo se veía antes de sus 58 cirugías?

LEAVE A REPLY